Artrosis de Rodilla

La artrosis es una enfermedad degenerativa producida por el desgaste del cartílago, un tejido que protege los extremos de los huesos y favorece el movimiento de la articulación. Origina dolor, rigidez y puede producir incapacidad funcional.

Tratamientos recomendados
Si necesitas que uno de nuestros profesionales estudie tu caso clínico:
(Mediante el envío de mi teléfono confirmo que he leído y acepto la Política de Privacidad)

Factores de crecimiento

Orthokine: somos centro exclusivo autorizado en Alicante.

Cirugía Artroscopica

Cirugía protésica

Tecarterapia

¿Qué es la artrosis de rodilla o gonartrosis?

Es una enfermedad que produce una degeneración por desgaste en el cartílago de la rodilla. El cartílago amortigua los golpes y roces que se generan en la articulación, favoreciendo el movimiento de la rodilla y protegiendo los huesos. El desgaste de la articulación puede generar dolor, que se incrementa al caminar o realizar ejercicio.

Existen cinco grados de artrosis, clasificados de la siguiente manera: 

 · Grado 0: cartílago articular en estado normal -> sin dolor
• · Grado 1: cartílago reblandecido (condromalacia) -> sin dolor
• · Grado 2: estructura del cartílago lesionada -> con dolores en función de la carga/esfuerzo
• · Grado 3: roturas en el cartílago (fisuras del cartílago) -> dolor crónico
• · Grado 4: el cartílago lesionado afecta el área situada debajo del cartílago (subcondral) y más allá -> las articulaciones se vuelven rígidas

¿Cuáles son las causas de la artrosis de rodilla?

La causa primaria de la artrosis de rodilla es el envejecimiento de la articulación, aunque no haya una causa aparente que produzca este tipo de degeneración.

Si la artrosis es de tipo secundario podemos asociarle una serie de factores de riesgo:

Edad.

Obesidad. Las rodillas soportan la mayor parte del peso de nuestro cuerpo, cuanto más pesemos más hacemos sufrir a la articulación. Por cada kilo que añadimos a nuestro cuerpo se agregan 3 kilos de presión en las rodillas y seis veces más en la cadera.

Lesión anterior o por sobreuso. Los atletas y profesionales que requieren de movimientos repetitivos a lo largo de su jornada laboral (por ejemplo los jardineros) son más propensos a sufrir la artrosis de rodilla.

Hereditario. Las alteraciones hereditarias de los huesos afectan a la forma y estabilidad de las articulaciones, tener los huesos desplazados o que no encajen bien pueden ser factores de riesgo para la aparición de la artrosis de rodilla.

Debilidad muscular. Si ejercitamos la musculatura de la rodilla es posible reducir el riesgo de artrosis.

Otras razones que pueden afectar a la aparición o aumento en la sintomatología de la artrosis de rodilla pueden ser: enfermedades de exceso de hierro, exceso de hormona del crecimiento y otros tipos de artritis reumatoide.

¿Cuáles son los síntomas de la artrosis de rodilla?

El síntoma más común de la artrosis de rodilla es el dolor en la articulación. También la rodilla puede presentar calor, hinchazón e incluso escucharse un leve crujir.

En casos de artrosis severa, donde se desgasta totalmente el cartílago se produce fricción en los huesos que se traduce en dolor incluso estando en reposo. Dependiendo del grado de artrosis y del paciente es posible que se produzca deformidad en las rodillas e incluso cojera.

Cerrar X
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí .